anestesia epidural parir sin dolor
Embarazo

La anestesia epidural ¿realmente es efectiva?

La anestesia epidurall fue todo un alivio, sí pero antes, cuando estaba embarazada, me hacía muchas preguntas sobre el momento del parto, si me dolería o no, si podría aguantar sin anestesia, si debería ponérmela o aguantar el parto como lo habían hecho muchas mujeres o si realmente era bueno o malo para mí hija.

Pues ahora te cuento un poco  lo que viví, porque el que fuera un alivio no quiere decir que no tenga consecuencias,  mientras se acercaba el gran día del parto, tenía en la cabeza mil cosas, pero  lo mejor fue, tener a mi Titina en brazos.

¿Qué efectos tiene la anestesia epidural en el cuerpo?

La anestesia epidural hace que no sientas dolor es decir, bloquea el dolor en partes del cuerpo y es aplicada con inyecciones en la columna vertebral y a su alrededor.

Recuerdo que al estar en trabajo de parto, cuando la oxitocina hizo efecto en mí, estaba dilatada de 5 o 6 centímetros, pedía a gritos la epidural, no aguantaba más, mi experiencia con la oxitocina no fue nada agradable, porque no fue un parto natural, fue provocado y eso lo cambia todo.

La anestesia epidural hace efecto a los 10 o 20 minutos y funciona bien para procedimientos largos, como es un parto, a mí me dejaron una sonda o catéter pequeño a la altura del hombro estaba conectado a un tubo muy fino daba directamente a mi columna.

Yo creo que esto ya lo intuyeron, como tuve un parto provocado con oxitocina sintética y era primeriza supongo que dijeron esto va para largo, y mejor le dejamos el catéter, tenían razón, al ponerme la epidural si es verdad que no sentía dolor, sentía la presión de las contracciones pero dolor no había, pero por otro lado, el parto se volvió lento, no podía pujar como debía y así pasaban los minutos y ya llevábamos unas cuentas horas en trabajo de parto.

Tanto así, que al cabo de una hora y media  la epidural comenzó a dejar de hacer efecto en mi cuerpo y sentí que me daban descargas eléctricas cada vez que me venía una contracción, era brutal el dolor que sentía, así que la comadrona llamó de nuevo al anestesista para que me pusiera otra dosis.

Pero ¿qué se siente al ponerte la anestesia epidural?

Pues la verdad ni lo recuerdo, debía ser muy insignificante, solo recuerdo una aguja larga pero es que estaba tan a la idea que la necesitaba, que no me entere del dolor, ni del pinchazo que supongo sería muy leve, estaba asustada o atontada o ambas cosas lo que quería era parir de una vez.

Lo que si recuerdo es que tenía que sentarme en la cama en con la espalda un poco hacia a delante y la cabeza hacia el pecho, si es tu caso el anestesista te dirá que adoptes una postura específica.

Ten en cuenta que al hacer efecto, solo sentirás la presión de las contracciones, ni siquiera sentí dolor en el desgarro, todo gracias a la epidural.

El inyectarla no lleva más de 5 minutos y empieza a hacer efecto al cabo de 10 o 15 minutos después y cuando ya estas dilatada de 5 o 6 centímetros como máximo 8 centímetros, pues cuando es más ya no sería necesario.

¿Existen desventajas en la anestesia epidural?

Sí existen algunas desventajas a tener en cuenta, yo te hablo desde mi experiencia para que lo tengas en cuenta:

Dificultad para pujar, sentía que no avanzaba, el parto se me hizo lento y por ello necesite otra dosis y por ello tenía puesto un catéter durante todo el parto.

Puede darse una disminución de la presión arterial, por lo que siempre tendrás suero en vena para regular.

También podría afectar al bebé, como por ejemplo el nacer con el ritmo cardiaco lento, por ello es importante controlar la disminución de la presión arterial en la madre.

Después del parto sentí como escalofríos y temblaba, sin embargo me pusieron más suero y me regularon la presión.

Dificultad para orinar, no podía hacerlo pero me obligue yo misma ya que si no, la enfermera me dijo que tendría que ponerme una sonda.

Entre otras desventajas podría presentarse hemorragias.

El uso de fórceps,  en mi caso el uso de ventosas para poder girar la cabeza de mi titina, para que pudiera salir fácilmente, ya que como disminuye la capacidad de pujar, el parto se vuelve lento y es necesario ayudar a darse la vuelta al bebé.

¿Qué pasa después del parto?

Después del cúmulo de emociones tras el nacimiento de mi titina me pareció una recompensa tenerla conmigo, es así, para que te voy a engañar,  fue ver a mi hija y olvidar todo por lo que había pasado, tantas horas de parto no contaban para nada, el momento en que tuve a mi Titina en brazos lo superó todo.

Al cabo de unas horas sentía como un hormigueo y no pude caminar pasadas dos horas pero con la ayuda de la enfermera, sentía  dolor en la espalda pero poco a poco fue pasando.

Nota:

El tener que recurrir a la epidural no nos hace menos mujeres o madres, así que si te planteas pedir la anestesia epidural estas en todo tu derecho, no es tampoco un signo de debilidad ni mucho menos, un parto no es fácil, pues es una de las experiencias más difíciles y dolorosas que puede experimentar un cuerpo humano.

Cada mujer conoce bien su cuerpo y puede saber hasta qué punto puede aguantar el dolor, también es cierto que existen técnicas para minimizar el dolor y hacerlo lo más llevadero posible, infórmate sobre estas técnicas y si quieres saber más, puedes acceder gratuitamente a descargar mi ebook gratis para vivir un parto pleno, único y sin dolor o al menos intentarlo. Descárgalo gratis aquí.

Y tú ¿pediste la anestesia epidural ?

Sígueme en Instagram y no te pierdas mis novedades!!

Photo by Ashton Mullins on Unsplash

Comments (10)

  • Yo iba con la clara idea de usarla eh, de hecho la pedí a gritos. Pero no pudo ser porque mi parto fue exprés y no hubo tiempo. No puedo comparar porque solo he parido una vez pero si puedo decir que mientras mi compi de habitación (con epidural) tardó un día casi en levantarse de la cama, yo a las pocas horas estaba ya tan pichi. Además no tuve puntos por lo que las secuelas eran minimas.
    No se si repetiría, para que mentir, me dolió muchisimo y creo que si tengo otro, la volveré a pedir a gritos ;)

    Responder
  • Yo usé epidural en los dos, pero en el segundo dudé hasta el último instante. Me animé a pedirla porque acudí a urgencias porque llevaba 24 horas devolviendo, no porque estuviera de parto y una vez allí…, tachán: has empezado a dilatar. El agotamiento que tenía hizo que la pidiera. Y si tuviera un tercero que no la usaría :-)
    En mi primer parto ( duró algo unas cinco horas desde la primera contracción) la epidural lo frenó un poco , pero en el segundo no. Y en los dos caso me la pusieron estando de unos 7 cm.

    Responder
  • Yo con mi tercer hijo quería que fuera sin epidural, a las 12 de la noche me mandaron a casa y me dijeron que si me notaba mal volviera, aguante hasta las 4, llegué al hospital con unos dolores horribles y supliqué que me la pusieran. No querían porque decían que ya no había tiempo…Pero al final me la pusieron. así que las tres veces con epidural!!

    Responder
  • Con el pánico tremendo que le tengo a las agujas… tuve la gran suerte con los dos partos.

    En ninguno de los dos me dio tiempo a pedir la epidural, en el primer parto tenía el hospital a 5 minutos de casa andando y las contracciones eran como un dolor de menstruación por lo que aguante al máximo en casa y cuando ya no podía más llegué dilatada de 9cm y no me la pusieron.

    En el segundo parto otro tanto de lo mismo pero a 30 minutos del hospital en coche, recuerdo que ese mismo día tenía pensado ir a trabajar me encontraba fenomenal, pero un manchado me asustó y decidí ir al hospital derechita…. ¡casi no llego! Las contracciones en esta ocasión sí que las note más fuertes y entré por la puerta de urgencias y me dijeron derechita a paritorio 😱 Estaba a punto de dar a luz a mi segundo hijo.

    Las dos recuperaciones fueron tremendamente rápidas sin dolores y moviéndome como si no hubiera pasado nada, pero sin embargo yo no comía y solo vomitaba, me pongo súper nerviosa en un hospital y lo que más quería era irme de allí. Creo que si algún día tengo un tercer hijo…pasará otro tanto de lo mismo…

    Responder
    • Bueno eso quiere decir que no tendrás consecuencias como yo , eres una afortunada por haber tenido tan buenos embarazos, a muchas nos tocó sufrir un poquito. Gracias por comentar.

      Responder
  • Yo opté por la epidural en mi segundo parto que fue natural, el primero fue una cesárea, al colocarla el efecto fue casi inmediato .. sin embargo cuando estuve en 10 de dilatación los efectos desaparecieron, el dolor fue intenso! A pesar que me pusieron un par de dosis más el dolor seguía! Bebe ya quería nacer! No fue un trabajo de parto muy largo, pero si doloroso esas últimas horas.

    Responder
    • Bueno, al final, cuando tenemos a nuestro bebé se nos pasa todo. Gracias por comentar.

      Responder
  • Yo pedí la bendita epidural en los dos partos y la pediría si tuviera más. Es el único calmante que puedo tomar porque soy alérgica a todos los compatibles con el embarazo. Además, mi experiencia con la epidural fue muy diferente. A mí me la pusieron en gotero por lo que la tenía constantemente y no había que estar pinchándome cada vez que se pasaba el efecto. Noté perfectamente las contracciones finales porque la parte baja no se terminó de dormir y notaba todo. Así que, los pujos fueron muy bien y en dos tenía a mi pequeña fuera sin ayuda de nada. No tuve molestias en la zona del pinchazo y cuando llegué a la habitación, después de una hora y media en observación, ya podía caminar sin problemas. Cada cuerpo es un mundo :P

    Responder

Deja un comentario