Yoga y meditación
Entre Nosotras

Las 5 potentes razones por las que aprendi Yoga y Meditación

Aprender Yoga y Meditación y escucharte a ti misma porque en verdad  lo necesitamos. Nuestro mundo gira en torno a niños, casa, marido, colegio, actividades extra escolares, lavadoras pero esto, no lo es todo. Yo también vivía absorbida completamente, sin prestar atención a lo que realmente necesitaba, mi cuerpo y mi alma.

Hoy quiero compartir contigo, los beneficios que descubrí al practicar Yoga y Meditación. Me enseñaron a tomarme las cosas de otra manera, con más calma y tranquilidad y disfrutar de los pequeños detalles, que aveces no vemos pero son importantes, centrarnos en nosotras mismas, para dar lo mejor a nuestra familia.

Siempre escuche que   las emociones tienen mucho que ver en nuestra salud  física y mental, el  yoga y  la meditación te ayudan a controlar esas emociones y pensamientos que rondan por tu cabeza para que no sean ellos los que te controlen a tí.

Tipos de Yoga hay muchos, elige el que más se adapte a ti.

En mi caso te hablaré del  Yoga Kundalini, me intereso mucho porque se centra en la respiración.

1) Aprender a Respirar, es muy importante, yo no lo sabía, no me sentía a mí misma, no me escuchaba en todo el día.
Al aprender a respirar, me sentía liberada y en paz con mis pensamientos, porque si controlas tu respiración, puedes controlar también todas las situaciones de la vida.

2) Manejar mejor el estrés,  tan latente en nosotras las madres, que no paramos de pensar, siempre estamos con mil cosas en la cabeza  y tanto estrés nos bloquea.

3) Aprendí a ser más paciente conmigo misma, a valorar lo realmente importante y me ayudo a reforzar vínculos de afecto con mi esposo, mis hijos, mis padres y hermanas.

4) Aprender meditación me ayuda a poner en orden los pensamientos y dejar pasar aquellos que no suman nada en mi vida.
Porque al meditar te enfocas solo en lo positivo y tiras todo lo que resta y no tiene sentido prestar atención.

5) Me ayudo a mejorar mi postura, no caminar encorvada y a recoger el mentón para alinear mi columna.
También algo muy importante:  “por fin pude dar alivio a mis cervicales”.

El practicar yoga me ayudaba a manejar el estrés, que siempre era como una mano pesada,  sobre mi nuca  y mis hombros. Así que, si sientes que no puedes más, y necesitas parar,  te recomiendo que practiques yoga y meditación verás que te ayudará. Estoy segura que cerca de tu casa encontrarás clases para iniciarte !informate!

 

Como madre te mereces ese momento de paz y tranquilidad para después darlo todo!
Te dejo un enlace, para que veas poco a poco, como puedes comenzar a mejorar tu manera de respirar! :)
¡Piénsalo, será bueno para ti y tu familia!

 

Ah!! no te olvides! si crees que puede ayudar o interesar a otra persona, Compártelo! :)

Deja un comentario