La primera comunión
Crianza

¿Porque la Primera Comunión ya no se celebra como antes?

Esta semana celebraremos la Primera Comunión de mi Titina y tengo una sensación de incertidumbre rondándome la cabeza porque me da la impresión de que soy como un bicho raro cada vez que hablo del tema entre las madres de mi entorno.

Como sabes vivo en un pueblo o mejor dicho pueblito de casi 750 habitantes, es encantador pues las vistas de la montaña son preciosas, pero no todo es tan idílico y la verdad yo que vengo de américa  me da un poco de “cosa”  cada vez que hablo de la primera comunión.

Para empezar, cuando le comente el tema a mi Titina le dije, bueno reina este año podemos prepararte para la primera comunión, hablamos y ella quería saber acerca de  Jesús, en casa tenemos una biblia en formato de dibujos y la estuvimos leyendo pues va por etapas desde el nacimiento hasta después de la resurrección de Jesús.

Realmente hablamos de los valores, porque es lo que realmente intenta mostrar este libro y  todos  los sacrificios que comporta el llegar a una meta.

Bueno hasta allí bien, pero al hablar con ella sentí cierta indiferencia como si la primera comunión no le dijera nada y comprendí que en la escuela hablan y  ese entorno influye mucho en los niños.

Es cierto que la madre soy yo y en principio soy su influencer por excelencia o al menos eso creo, y en cierta manera es así, si hace la primera comunión es porque hemos hablado ella y yo, pero también están las influencias de sus amigos y ellos dicen que hacer la primera comunión es aburrido, supongo que se refieren a ir a la catequesis y escuchar las charlas.

Gracias a Montse la catequista, las charlas de las catequesis fueron originales y despertaron la curiosidad en mi Titina pues habían días que no quería ir a la catequesis pero después salía   con una sonrisa de oreja a oreja,  feliz y contándome que habían conocido la iglesia por dentro y les habían hablado de Jesús de Nazaret.

Me contó que en la escuela hablaba de la catequesis con sus amigos/as  los cuales, ninguno hará la primera comunión. Sé que eso también le chocaba porque una vez me dijo: “si ninguno de ellos la hará porque lo tengo que hacer yo”.

Cada vez que hablamos del tema entre madres salta la frase: “ ¡Uy No! que pereza preparar todo! o ¡es muy caro hacer todo eso! o  “No, nosotros no estamos para gastos”  en fin es totalmente respetable, asocian  todo a lo que van a gastar, que tienen que invitar a familia,  la comida, ropa etc.

Bueno cada uno con su  punto de vista, y sé que pasa igual con las fiestas infantiles la  mayoría de niños de la edad de mi Titina entre 9 o 10, ya no celebran  fiestas porque “es tirar el dinero y no estamos para gastos”. Es totalmente respetable y cierto según se mire.

En cambio bajo mi punto de vista la primera comunión es creer en la fe que mueve a las personas  y las fiestas de cumpleaños son para compartir momentos especiales con los amiguitos, tíos, sobrinos, abuelos, de verdad molan mucho y hasta a las madres les gustan, he visto a muchos padres pasárselo pipa.

Sobre todo con los retos que se organizan o tan solo  estirando una cuerda para probar quién tiene más fuerza.

Resumiendo que cada vez que decía estamos preparando la primera comunión me sentía un poco el bicho raro o cursi, porque sé que la iglesia se ha visto involucrada en escándalos, porque en nombre de ella, se han cometido muchos crímenes espantosos, porque todo está corrupto y podrido por esta sociedad que cada día  decepciona.

Pero quiero pensar que aún puedo ilusionar a mis hijos con las tradiciones y costumbres que me hicieron feliz  en la infancia, y mi incertidumbre es por no saber si lo hago bien, si mejor dejo todo a su aire y me dejo llevar por la corriente y no celebro nada y punto.

Después de darle mil vueltas a las cosas, finalmente llego como cada día, la noche para pensar y consultar con la almohada y decidí esto:

Bueno,  es un poco de tostón y es que llevo 7 meses dándoles vueltas: si estás sintiéndote igual  que yo, por pensar de manera diferente a tu entorno, te diré que hagas lo que te salga del corazón (quería poner otra cosa), si crees que la primera comunión es un acto de fe,  para tu hijo/a y que lo acerca más a los valores de compañerismo, La fraternidad, la lealtad y amor entre semejantes, quieres compartirlo con tus amigos y familiares perfecto. Si no quieres que haga la primera comunión por no caer en costumbres que no te dicen nada y que crees que fomentan el consumismo pues bien también.

Pero no pierdas la ilusión de celebrar cualquier acto o etapa con tus hijos porque tendrás unos recuerdos mágicos, de esos que solo las madres cursis como yo,  añoran ver en un rincón especial de la casa.

Mi Titina esta ilusionadísima porque dice que será una fiesta de comunión súper guay y ha invitado a una amiguita para celebrarlo.

Y tú ¿Qué piensas? ¿Estás en favor de celebrar la primera comunión hoy en día con todo el revuelo que hay?

Sígueme en Instagram y no te pierdas mis novedades.

 

Un abrazo y nos vemos por las redes!!
¡SUSCRIBETE! DE REGALO TENDRÁS MI EBOOK : ” 9 CONSEJOS PARA VIVIR UN PARTO ÚNICO, PLENO Y SIN DOLOR “


He leído y acepto la política de privacidad

En cumplimiento con el Nuevo Reglamento Europeo de ley de Protección de Datos, Silvana Martínez Calderón autora del blog Dulce Maternidad informa que los datos recopilados serán tratados por la misma, como responsable de este blog.

La finalidad de la recopilación de datos se basa en la gestión de envío de información solicitada así como la prestación de servicios en caso que se produzca alguna relación comercial.

Al marcar la casilla de aceptación se da por aceptada la legitimación de que los datos sean tratados por Silvana Martínez autora del blog, con las finalidades anteriormente descritas.

Los datos facilitados no se comparten con terceros y podrán ser ubicados en los servidores del proveedor de hosting (Webempresa) o en mi plataforma de gestión de envíos (Mailrelay) + detalles.

En todo momento tendrás derecho a rectificar, actualizar o anular la suscripción así como otros derechos descritos en la política de privacidad.

Comments (6)

  • En mi casa no somos creyentes, aunque yo tengo hasta la confirmación. Siempre hemos dicho que dejaremos que elijan ellos. Aún son muy pequeños, pero si muestran interés, en ningún momento me negaré a que acudan a catequesis o misa ( es más, Piticli fue con su abuela hace poco porque tenía curiosidad). Eso si, si toman la decisión de hacer la comunión quiero que sea porque verdaderamente sientan esa fé, no por los regalos o la fiesta. Así que en eso estamos de acuerdo aunque sea desde visiones distintas ;-)

    Responder
  • Pienso exactamente como tu, leerte ha sido como escuchar mis propios pensamientos. Creo que se nos han ido un poco las cosas de las manos y todo tiende a la grandeza y al gasto y olvidamos la parte esencial de cada cosa. Me alegra un monton que la Titina esté contenta y con ganas de celebrar su comunión!!

    Responder
  • Yo voy muy perdida en comuniones. En chile se celebra con una misa en el colegio todos con uniforme y listo

    Responder
  • En mi familia no somos creyentes y no lo celebramos… en mi época el bicho raro fui yo por ser la única en el cole de mi curso que no la hacía, pero yo no veía acto de fe en mis compañeros… sólo valoraban el vestido que se pondrían y los regalos que recibirían. Hoy en día me parece que el consumismo ha desvirtuado esa celebración y llegado a convertir en una competición de a ver quién hace la mejor fiesta. Yo no sé si nos tocará celebrarlo porque si el día de mañana mis hijos la quieren hacer, les acompañaré en ello.

    Responder
  • En mi país la verdad que no se celebran por lo alto como aquí, cuando llegué a España (hace 12 años ya) me sorprendió mucho porque me parecían unas mini bodas. Pero es cuestión de gustos, si a alguien le hace ilusión celebrarlo así, pues tan contento jeje creo que es una decisión muy personal y todas respetables.

    Responder
  • Comparto tu opinión! Mi pulguita aún no tiene ni tres años así que veo que eso está aún un poco lejos pero yo tengo muy claro que quiero que haga la comunión porque para mí es importante, de hecho yo voy los domingos a misa y ella viene conmigo desde que nació y se porta genial!
    Yo soy consciente de que cada vez parece que esto está más “pasado de moda”, pero para la gente que esto nos importa no es una excusa y el tema económico no será el problema porque si hace falta pongo unas tortillas y apañaos jajjajaja.
    Enhorabuena por esa primera comunión :*

    Responder

Deja un comentario