Consejos visitas después del parto
Embarazo

Consejos para planificar las visitas después del parto sin estrés

¿Cómo lograr que no te agobien las visitas después del parto? ¿Cómo decirles que necesitas calma y tranquilidad?

Te aconsejo que lo planifiques con unas cuantas normas, ya que puedes tener visitas que resulten extremadamente molestas.

Quieren conocer a mi bebé ¿cómo organizo las visitas después del parto?

 

Aquí te van mis consejos para esas visitas al hospital :

 

  • Habla con tu pareja y entre los dos acuerden como organizar las visitas de parte de su familia y de la tuya. Recuerda que eres tú como madre la que debe tener prioridad de elección, pues acabas de dar a luz y debes pensar en tu bienestar y el de tu hijo.

 

  • Planifica las visitas 24 horas después de dar a luz, explícales sin miedo a tus familiares que es un momento único y lleno de muchos cambios en ti y en él bebe, no es que no quieras visitas, solo que quieres que sean de a pocos, no de golpe. Así evitaras tener la habitación llena de gente.

 

  • Muy importante, es necesario que avisen antes de venir a verte, así estarás un poco presentable, ya que las madres que acabamos de parir estamos cansadas, y hasta agobiadas por todo lo que pasa en nuestro alrededor. Puede que tengas puntos, que te lo hayan provocado, que estés sin ánimos de muchas fiestas, cada madre, parto y embarazo es un mundo aparte.

 

  • Las visitas tienen que ser cortas entre 20 y 30 minutos como máximo, el bebé, la nueva mamá y puede también el padre de la criatura, necesitan descansar y recuperar energías, les esperan muchas noches sin dormir, por tanto no está bien las típicas visitas que se prolongan toda la tarde.

 

  • Lo importante de las visitas después del parto, no es la visita en sí, sino quien te visita, a qué hora te visita y cómo se comporta la visita. es decir, si necesitas apoyo lo más natural es que quieras a una persona de confianza cerca de ti, como puede ser tu madre, tu hermana, tu mejor amiga de toda la vida. Estas visitas las puedes tener el tiempo que tú lo necesites, ¿me explico?

 

  • Es mejor si la visita te envía un mensaje por el móvil avisándote cuando quiere venir, así el ruido de la llamada no te molestará, ya que a veces suelen hacer llamadas en momentos en los cuales la madre y él bebe descansan, recuerda que están agotados y los puede pillar en un mal momento.

 

Trata de decirles que eviten hacer comentarios del tipo:

 

  • ¿Cómo te ha quedado la barriga?
  • ¿Qué cara de cansada haces?
  • ¿Te han salido manchas?

 

Como también evitar hacer comparaciones como:

 

  • ¡Que poco cabello tiene el pobre, el mío nació con una mata de cabello rizado precioso!
  • ¡Uy como llora, el mío era un ángel, nunca se quejaba!
  • ¡Ay que flacucho te ha salido, el mío era tremendo bebé!
  • ¡Es moreno, mi hijo nació blanco con un mechón rubio, debe haber salido a tu familia! etc.

No ayudan en nada, además las comparaciones entre familia no son nada acertadas.

  • Tampoco asomarse para ver cómo se coge al pecho, ese es un momento de intimidad entre madre e hijo.
  • Cuidado con las cámaras de fotos, a muchas madres les molestan que hagan fotos a sus bebes, que sean considerados y pidan permiso para hacerlo, especialmente si usan flash.
  • Si la visita es fumador/a lo mejor es decirle que vaya sin haber fumado aún, ya que en ese momento tus emociones y sentidos están a flor de piel y los de tu bebé también. Cualquier olor fuerte puede incomodarlos, así que es mejor que los pongas sobre aviso. Piensa en tu bienestar y el de tu hijo.

 

A veces quieren tener  en brazos al bebé y  pasarlo de uno a otro, pero él bebe solo necesita los brazos de su mamá, le provocará estrés y lo pondrá nervioso.

Aún está adaptándose y lo normal es que acabe llorando y tú estés más agobiada.

Tampoco es aconsejable darle besos o tocarle los pies, mientras duerme, podría despertarse y quizás sean los únicos momentos que la mamá tiene para relajarse.

Por último, recuerdo que una vez una amiga me preguntó:

 

¿Cuándo tendrás al bebé?

En setiembre, le dije.

Me contestó: “muy bien si necesitas algo avísame, y si no vendré a visitarte al cabo de dos meses”.

No entendí porque me lo decía, pero lo acepté.

Al cabo de casi dos meses vino a verme, me trajo pan de su pueblo, embutidos y un bizcocho de chocolate con nueces.

Que visita para más reparadora que me hizo, realmente me sentí apoyada y muy querida.

Ya había pasado la cuarentena y estaba habituada a las malas noches y cosas de mamá reciente. Entonces entendí a qué se refería.

 

Y tú, ¿tienes organizada las visitas después del parto? ¿No? Pues ponte a manos a la obra y habla con tu pareja ahora mismo.

 

¡Un abrazo!

 

Ah!! no te olvides! si crees que puede ayudar o interesar a otra persona, Compártelo! :)

Foto: Pixabay

Comments (11)

  • Mi post parto de cesárea (5 días en hospital) dentro de todos los inconvenientes, en cuanto a visitas se refiere fue de lo que mejor recuerdo.
    Mi marido tomó las riendas, y como buen ingeniero cuadriculado, no dijo a nadie que no pudiera venir, pero si obligó a la gente a avisar y dar citas …así que cada hora más o menos tuve una visita.
    No se me acumuló gente ( Salvo las de la compañera de habitación que fue una impresentable) y puede ver a familia y amigos que me ayudaron a llevar el proceso de adaptación y recuperación.
    Incluso tuvimos horas libres para nosotros…
    Ahora estoy esperando la llegada de la segunda niña y supongo que hará exactamente lo mismo.
    No era mi batalla en aquel momento y no va a serlo ahora.

    Responder
  • AY yo directamente las prohibí jajaja. Dije que ya iría yo. Si vas tu de visita, te vas cuando quieres pero si vienen a asa… no puedes escapar y encima tienes que atender. Llámame borde pero nada mas parir no quería a nadie en casa.

    Responder
  • Madre mia, menudo estrés, la ventaja de no tener familia o tenerla lejos es que no hay visitas ni en el hospital ni en casa xDDD

    Responder
  • Buen post! Deberían de leerlo más de uno y dos. La verdad es q es de broma a veces. No entiendes como no les luce el sentido común. Cuando nació la segunda ya lo tenía todo planeado, no se volvería a repetir la habitación del hospital repleta ni gente en casa día si y día también. Prohibido venir al hospital y después quedaba con la gente en el bar de abajo de casa q tenia una terraza maravillosa. Cuando me sentía cansada decía q tenía q cambiarme y me iba a casa!

    Responder
  • Tienes toda la razón en plantear la posibilidad de preparar todo el tema de las visitas y es que a veces te encuentras de lleno en una vóragine que no es nada buena para un post parto en lo que lo importante es empezar a establecer rutinas, adaptarse a la nueva situación… Recuerdo en mi casa cada día visitas y no es que me desagraden, a mi me gusta recibir pero es cansado. Y una cosa de las que dices que me ponía malísima es lo de asomarse para vercomo el niño se coge al pecho..es que me ponía..buf . Lo mismo que pasar de mano en mano..Es importante dejar todo claro desde el principio.

    Responder
  • Uffff, es que lo de las visitas, tela…

    Mira, mi primo fue padre en octubre… Pues aún no conocemos a la peque porque no les deja dormir y están agobiados así que les hemos dicho que cuando ellos quieran y están la mar de felices con nuestra decisión.

    Responder
  • Yo me puse muy firme cuando el primer parto. En el hospital solo familia directa y no demasiado rato salvo mi madre y mi marido. Fue un postparto muy chungo y no tuve casi visitas hasta los 2 meses que ya me encontraba algo mejor. Con la pequeña no hizo falta repetirlo, todo el mundo lo sabía y lo respetó. Hay mucho tiempo para ver al bebé y la mamá y lo mejor es no interferir a menos que vayas a ayudar realmente.

    Responder
  • Lo de las visitas da para escribir un libro… Lo ideal sería no tener que decirle a nadie como comportarse. Todos deberían actuar como tú amiga. Pero por desgracia, es habitual tener que advertir algunas cosas como las que citas en tu post, y aún así seguirán haciendo lo que les de la gana.
    Para mí lo más importante es que las visitas respeten la intimidad de la madre, pareja y bebé, y que no se extiendan más allá de lo deseable.

    Responder
  • Yo en apenas 9 semanas le veremos la cara a mi tercer bebé y la vedad que en tema visitas del hospital doy la batalla por perdida. Por suerte es gente cercana y no dicen comentarios groseros. Lo que si echo de menos son las visitas de después. Las de cuando te quedas solas y nadie se acuerda de lo valiosa que puede ser la compañia

    Responder
  • A mi me paso que preferia que vinieran a la clinica que despues a casa que todo es mas caotico.

    Responder
  • Uff, yo intenté tener la menos visitas posibles. La verdad es que mejor que vengan al hospital que a casa. En casa solo quería tranquilidad y más tranquilidad.
    Mi cuñada da a luz a finales de este mes y vamos a hacer lo mismo que tu amiga, iremos a verla dentro de dos meses cuando lo tengan todo medianamente controlado.
    Saludos!

    Responder

Deja un comentario