Entre Nosotras

Cuando la menstruación toca la puerta

 

Hay días que no me apetece nada de nada hacer eso “nada”, que me cansa todo y se me cae la casa encima, no puedo más. Tengo pensamientos negativos que me bloquean y me ponen de mala leche conmigo misma. Comienzo a descartar cosas que tengo por hacer y digo: caray  es que me duele todo. Ya lo sé,  acabo de ver el calendario se acerca la menstruación, que mal con ella pero peor sin ella, para que lo voy a negar.

Esos días estamos más sensibles, todo nos afecta y molesta, se nos cambia el humor, se nos hincha el vientre etc.

Es que en esos días hasta el pelo lo tengo fatal, el rostro igual, pues suelo tener insomnio.

Luego está el momento de comer a veces mucha hambre  a veces sólo verdura pero por la tarde o media tarde,  me vuelvo loca por un dulce.

Aquí sí que no puedo controlarme… chocolate a toda costa y sea como sea.

¡Quiero algo dulce! Si ya sé que dirán… “de noche engorda más” o “no te dejara dormir”  pero es justo cuando más me lo pide el cuerpo.

Me preparo la infusión de valeriana, de tila, y así voy pasando todo el día.

Pensando en que ya termine y en que mis peques se porten bien al salir de cole.

Así  logro estar tranquila, al menos los primeros dos días que son los más durillos.

Lo que me ayuda en esos Momentos

Algunos consejos que tengo para esos días, cuando no puedo ni con mi alma son:

Buscar momentos de tranquilidad,  esos días no pasa nada si la casa no está del todo ordenada, no nos exijamos más de lo que no podemos hacer.

Solo hace sentirnos más agobiadas y lo que buscamos es estar tranquilas ya que el estrés se dispara en estos días.

Si necesitamos descansar pues descansemos, una siesta, recordar que una mujer cansada es una mujer sin paciencia y cuando hay niños pequeños ya se sabe.

Abrazar nuestras emociones, sentirnos tristes es normal cuando está por llegarnos la regla, tratar de no juzgarnos.

Tener pensamientos de positivismo aunque no sea fácil apenas aparezca esos pensamientos de frustración apartarlos y respirar profundamente.

Tratar de comer verduras y frutas ya que hacen que nos sintamos menos hinchadas.

Después que pase todo, a recargar pilas y seguir, respirar hondo y continua, es natural dicen.

¿tienes alguna rutina o consejo para esos días que no estamos al 100%?

 

Ah!! no te olvides! si crees que puede  ayudar  o interesar a  otra persona,  Compártelo! :)

Deja un comentario