palabrotas en los niños
Crianza

¿Cómo evitar que un niño de 5 años siga diciendo palabrotas?

¿Te has cansado de repetirle hasta el cansancio que no debe decir palabrotas? Pues yo igual, de un tiempo hasta la fecha es una batalla constante, él las dice y yo las prohíbo.

Las palabrotas en niños son todo un caso aparte, o al menos lo son para mí, desde hace un tiempo mi Terri, usa palabrotas  para hablar sobre cualquier tema, sobre todo cuando se enoja y también cuando habla de fútbol.

Por más que le repito que no lo haga, es como si fuera un aliciente para decirlas, así que me he visto en la tarea de informarme como debo actuar ante esta etapa, una de las tantas que vendrán.

¿Dice palabrotas todo el tiempo que hago?

Para evitar que siga diciendo palabrotas y que en un momento determinado digas “tierra trágame” al escuchar en medio de la plaza que tu hijo las dice a viva voz, los expertos aconsejan que debemos  de tener en cuenta algunos consejos, pero ojo, esto no es la guía definitiva, como se sabe tendremos que tener paciencia infinita y a ver si al fin lo logramos.

Pero como ya estoy un poco desbordada, comparto estos consejos que encontré en la red:

♥ Evitar sonreír cuando tu hijo suelte la palabrota, porque ellos pueden pensar que es gracioso y la repetirán como un juego.

♥ No regañarlo demasiado porque pueden pensar que solo así tendrá tu atención.

♥ Háblale de manera que entienda que esas palabrotas molestan y no gustan a los demás.

♥ No comentes con otras personas, las palabrotas que dice estando el susodicho presente.

♥ Enséñale a disculparse o pedir perdón si con esas palabrotas ofendió a alguien.

♥ Enséñales otras maneras de expresar su rabia, yo le digo siempre di ostras en vez de ostia,  claro que depende del contexto pero yo sé cómo las dice.

 

palabrotas en los niños de 3 a 5 años
Aqui mi Terri y su mirada de gato

 

El  atractivo de las palabrotas entre niños de tres y cinco años

Desde que cumplió los cinco años mi Terri comenzó con las palabrotas que ni mi Titina que tiene 9 años había dicho, hablando con su maestra en la reunión de padres  le explicaba que esas expresiones no eran comunes en casa, pues ni yo ni mi marido hablamos con tantas palabrotas no era nuestras esas palabras de  cara de culo, puta, y en fin.

Las cuales mi Terri soltaba tan pancho cada vez que jugaba  con sus amigos o estando en casa.

Al comienzo si es verdad me daba un poco de gracia, pero después ya dejo de tenerla me tenía estresada porque ya sea en el supermercado o en la plaza o en la casa de algún familiar las palabrotas salían de su boca.

Así que leyendo en la red  los expertos indican que entre los 3 a 5 años descubren que existen palabras no permitidas o prohibidas  y es esto lo que las hace ante sus ojos extremadamente atractivas pues será por esto creo porque otra cosa no creo.

Si bien es cierto mi Terri al igual que sus compañeros de la escuela están expuestos a usar palabrotas en cualquier momento pues copian e imitan de los otros y también se nosotros los padres sus referentes en todo momento.

También que he de dar la razón  a los expertos, porque  casi sin notarlo puedo soltar uno que otro taco en mi rutina diaria de madre, con las prisas de la mañana por ejemplo algo como: “Ostia! faltan 3 minutos y darán las nueve” va apúrense!! O la última vez dije “que mierda de paraguas es este” se supone que me duraría y al cabo de  2 días se me rompió en plena calle con una lluvia terrible y con los peques mirándome atónita.

Otro consejo muy bueno es ofrecerles lecturas entretenidas para incrementar el vocabulario, al leer pueden descubrir otras frases divertidas para expresar su disgusto o emoción.

Pero si persiste valorar si la atención que recibe es suficiente para el niño, porque puede ser que al decir palabrotas le hagan más caso que cuando no las recibe. En fin alerta y paciencia.

¿Cuando dejara de decir palabrotas?

No obstante según los entendidos estas palabrotas dejarán de ser atractivas para los niños, pues a medida que van madurando ya no las ven tan necesarias para expresarse, bueno eso dicen.

También es sabido que cuando absorben el vocablo no saben realmente el significado de lo que están diciendo, ellos solo lo repiten lo que oyen en su entorno.

No se puede negar que existen y no podemos educar de desde la irrealidad pero debemos especificar que ciertas frases como muchas otras conductas no son aceptables pues no ayudan ni aportan a su desarrollo y al contrario pueden molestar a  otras personas.

Así que resumiendo, todo lo que investigué buscando en la red es tener paciencia, esta etapa de decir tacos pasará y luego vendrá otra etapa, esto es así viene una y luego otra y otra, es que ser mamá es un gran reto.

Y aquí entre nosotras, como adultas que bien que nos podemos sentir si de vez en cuando mandamos algo o alguien  un poquito a la mierda ¿no?. Hasta he leído que libera tensiones.

Pero shhhhhhh!! Que no nos  vean ni escuchen los niños.

Y tú ¿Cómo manejas las palabrotas en los niños? ¿Te ha pasado pensar: tierra trágame al oír  tacos a viva voz de tus hijos en plena reunión familiar?

 

 

Ah!! no te olvides! si crees que puede ayudar o interesar a otra persona, Compártelo! :)

Comments (12)

  • Uff.. es un tema muy delicado 😫 Mi hija no ha sido de dexir palabraros pero de vez en cuando soltaba alguna y es difícil hacerles entender que no se dicen porque les hace gracia a ellos, no sabes si enfadarte mucho o poco, castigarles o no, no hacerle caso o si.. 🤦‍♀️ Gracia d por compartir estos consejos que vienen muy bien paraba intentar solucionar este problemilla, que la verdad que queda horroroso oír a un niño decir palabrotas.. a veces las palabras son más grandes que el😬😬

    Responder
    • Si para mi eran todo un suplicio porque así de buenas a primeras no digo palabrotas. y en cambio mi hijo las suelta con un desdén que no veas.. Gracias por comentar.

      Responder
  • Miedo me da cuando llegue esta etapa! Pero como bien dices al final, es paciencia y ejemplo. Los niños no solo son educados por los padres, sino que viven en sociedad y ésta también influye. Ánimo con ello!

    Responder
    • Eso es todo los influye supongo que es uno de los tantos gajes del oficio de ser padres. Un abrazo.

      Responder
  • Uf es algo que no soporto. Soy anti palabrotas hasta en los adultos.
    El otro día mi hija dijo riéndose “me cago en los muertos”. A saber a quién le habrá escuchado esa barbaridad (hay algunos amiguitos que tienen una lengua…) pero escuchar eso de su boca fue súper impactante.
    Me senté con ella y le expliqué lo que significaba esa frase. Le dije que me hacía sentir mal que dijera algo así. Creo que lo entendió (tiene 4 años) y espero que no lo vuelva a repetir :(

    Responder
    • Si estamos en una fase de que le gusta lo prohibido y como esas palabrotas tienen un efecto de ohhh ¿¿¿que has dicho???? pues parece que les gustan más. Espero que se pase y vaya a menos. Un abrazo.

      Responder
  • Ains, no me gusta nada ver a un niño decir palabrotas. El mío de momento no las suelta, pero en el cole hay dos que las dicen continuamente así que imagino que es cuestión de tiempo que coja la manía y me toque tener con él una charla.
    Cuando las dicen delante nuestro, le explico que eso son palabras feas que no se deben decir, y el me imita y dice que no las digan , es mucho desear que siga pensando así y no las adopte, ¿verdad? jeje.

    Responder
    • Es increible las cosas tan bonitas y no tan bonitas que aprenden el el cole, mi Terri dice palabrotas que tela!!! y ya hemos hablado y parece que ahora se controla más, espero no sea flor de un dia.

      Responder
  • Pues mi hijo alguna vez repite los tacos que pueda escuchar decirnos, porque si, a mí también se me escapan… pero después no son palabras que el utilice en su vocabulario, esperemos que así siga, aunque aún no tiene los 3 años!

    Responder
    • Si es eso los repiten , y como los grandes o sus compañeritos las dicen ellos se apuntan, lo copian todo, y más cuando hablan de fútbol y va a entrenar….!!

      Responder
  • Uf es complicado. En casa nosotros decimos, el no dice muchas pero si nos damos cuenta que las q dice no son nuestras habituales. Es curioso. Hemos empezado a decirle q no se deben decir esas palabras, q son de mayores aunq tampoco nosotros debemos decirlas. Para nosotros es un gran esfuerzo y a veces se escapan! Entonces el nos dice ESO NO SE DICE 😂😂

    Responder
    • Yo tambien reconozco que es un esfuerzo para que no me oigan decirlas, aunque cuesta pues mi hija en la pre adolescencia y a veces las dice, entre mi marido que cada vez que mira futbol se le escapan estando mi hijo, es un poco desastre el evitarlo!! a ver si logro que vaya a menos!!

      Responder

Deja un comentario