madres estresadas
Crianza Maternidad

Si somos madres estresadas tendremos niños estresados

Si retumba en tu cabeza la frase: es que no llego a todo, bienvenida al club porque pueda ser tengas el síndrome de querer ser superwoman y por lo tanto podrías acabar siendo una madre estresada.

Antes, meses atrás me sentía fatal, sí, porque no podía con todo, el cúmulo de tareas que tenía en casa y fuera, atender a mis hijos, ocuparme de la casa, me tenía negra es decir estresada.

Y es que querer ser una superwoman y atender sin descuidar a los hijos, al marido tener la casa organizada, llamar a mis padres,  llamar a mi hermana, comunicarme y dar señales de vida a mis amigas y tener el blog actualizado, es decir ser una madre pulpo me traía consecuencias negativas, no disfrutaba al contrario sentía que me quemaba.

Madres estresadas no es sinónimo de malas madres

Al contrario es momento de pensar en una buena organización y planificación que bonito suena ¿verdad? pero en la práctica es diferente.

Según los expertos tener estrés en sí no es tan malo porque nos hace estar activas, alertas, nos dinamiza es decir nos hace ser positivamente productivas pero todo en cantidades normales no en exceso porque como todo exceso es perjudicial para la salud.

Y aún más si ese estrés es absorbido por nuestras familias y aún más en los niños.

Según los expertos debemos analizar como utilizamos nuestro tiempo y cómo organizamos nuestro hogar para eliminar ciertos elementos no necesarios.

Las supermamás de las cuales tanto se habla que son aquellas que son capaces de llevar bien una casa y trabajo más allá de la media esperable, realmente no sé si existen y si es así supongo que es porque tienen  ayuda externa, que les ayuden a llegar a todo.

En definitiva, que no me  creo eso de que pueden con todo, sin desmelenarse un poco, es que es irreal.

De verdad, ser madre agota y habrán días peores que otros, pero según los expertos es mejor tomar distancia y no pensar tanto las cosas.

Organizarnos con cabeza y  no darle tantas vueltas a la tortilla.

Como dice Shakespeare: “Es perder la vida el llenarla de tantas preocupaciones”

Los niños absorben como esponjas nuestros estados de ánimo y el agobio que vivimos, por ello tratemos de no ser madres estresadas con sentido común.

Según los expertos lo fundamental es delegar, diferenciar lo urgente de lo importante, para gestionar mejor nuestras labores diarias, es decir lo realmente importante para nuestros hijos, porque con ello, estaremos controlando focos de estrés en nosotras mismas.

Consejos si somos madres estresadas o existen sospechas

 

  • Los niños tienen sus propios tiempos para aprender. Así que no nos agobiemos porque así ellos también se agobian somos el ejemplo que ellos siguen.
  • No nos aislemos el estrés es muy duro compartamos más con otras madres seguro que tenemos muchas cosas que contarnos y pueden darnos claridad.
  • Organízate y prioriza no somos supermamás y no tenemos porqué serlo,  para nada, tu ante todo eres humana, primero lo primero y lo otro puede esperar.
  • Pide ayuda a tu pareja, hermana, madre, vecina o amiga. No te hagas la valiente y ábrete a recibir ayuda externa. Habla con ellos, te entenderán, si ves que no puedes con    todo y no es posible que te ayuden, puedes contratar a alguien que venga un par de horas a la semana y se encargue de la limpieza o de hacer la plancha etc.
  • Súper Importante: date tiempo para ti cuando acabas de ser madre los primeros meses pueden ser extremadamente agotadores pide a tu madre o familiar de confianza que lo cuide un momento y sal a pasear a sentir libertad y liberar la presión de esta nueva etapa, ese simple gesto puede traerte un reparador momento de desconexión.
  • También puedes hacer una escapada con tu pareja y pedir que se queden a los niños con alguien de confianza, la rutina de pareja también puede verse afectada por el estrés, ya  es sabido que estar con nuestra pareja, recuperar el apetito sexual, también ayuda a nuestras defensas y aleja el estrés.
  • Deja a atrás el sentimiento de culpabilidad que a veces no nos deja pensar con claridad, es totalmente normal estar desbordadas y sentir ganas de llorar por cualquier rincón de la casa, no dejes que eso te hunda, si desconectas un poco de tu rutina diaria de madre 24 horas al día, estás en tu derecho como mujer y sobretodo como madre.
  • No lo olvides.

Recuerda que cada madre es diferente y vivimos la maternidad bajo diferentes circunstancias, pero todas podemos compartir nuestros sentimientos, emociones y ayudarnos unas a otras.

Y que tú, que piensas ¿Realmente podemos vivir sin ser una supermamá? ¿Podremos vivir una maternidad sin ser madres estresadas?

Fuentes:

www. abc.es

www.Lavanguardia.com

www.bebesymas.com

 

 

Ah!! no te olvides! si crees que puede ayudar o interesar a otra persona, Compártelo! :)

Comments (12)

  • Yo no me considero una súper madre pero tampoco una madre estresada. Al menos no de forma habitual. Siempre hay situaciones que le sacan a una de su estado de tranquilidad, jaja. Pero si, creo que el estrés va un poco en el cargo de madre y que es normal.

    Responder
    • Totalmente un poco de estrés esta bien, pero si se vuelve obsesivo tenemos que ponerle freno. Gracias por comentar.

      Responder
  • Creo que es dificil vivir sin estres en esta sociedad de tantas horas de oficina, tantos tiempos de desplazamiento y tantas cosas que hacer, pero hay que intentarlo!

    Responder
    • Si aunque se vuelva una locura tener organizado todo a veces hay que mirar las cosas sin agobiarse tanto porque al final nos pasa factura.

      Responder
  • Bueno… respondiendo a tu pregunta… sí, se puede vivir la maternidad sin estrés. Pero es súper complicado. La sociedad y el ritmo frenético que llevamos nos conducen a tener que hacer muchas cosas (más de las que abarcamos) y acabamos frustradas porque con los peques son todo imprevistos.
    Yo estoy en proceso de concienciarme, de relajarme, de intentar no estar en todo y priorizar pero jolín… cuesta y mucho!

    Responder
    • Dimelo a mi , a raiz que comencé el yoga me di cuenta de que no todo tenia que estar siempre estar perfecto , tener más paciencia con uno misma es importante.

      Responder
  • Uff. Este post lo podria haber escrito yo hace un par de meses. Y es que este año estoy haciendo cambio de chip porque me estaba volviendo loca. Una de las cosas que me han ido genial ha sido crear un calendario compartido.

    Responder
    • Es ideal la organización y planificación ayudan y dejan que todo sea más fácil en nuestro dia a dia.

      Responder
  • La verdad es que no me considero para nada estresada. Vivo en mitad del campo, no tengo horarios fijos (me aprovecho de que el jefe es mi marido) y nunca llevo prisa. Se puede decir que vivo muy feliciana. Claro, así de pachorro me ha salido el niño jaja.

    Responder
    • Ja, ja pues es una suerte , la vida de campo tiene muchas ventajas! Gracias por comentar.

      Responder
  • Eeyyssss ¿Qué dicesde mi???
    Con lo buena que yo soy!!!
    Jajajajaja .
    Un besazo

    Responder

Deja un comentario