madres etiquetadas
Crianza

Madres etiquetadas  o madres juzgadas

Madres etiquetadas, madres juzgadas todo el tiempo, nadie nace sabiendo nada, todas estamos en constante aprendizaje,  bueno sería que cada mujer que acaba de tener un hijo naciera con un libro de instrucciones, un manual para criar.

Pero no, todas estamos experimentando la maternidad bajo diferentes circunstancias, presiones o situaciones y hacemos lo mejor que podemos.

Últimamente leo mucho sobre los padres o madres sobreprotegiendo a los hijos, que estamos dándole todo a costa de todo, y la verdad creo que todo es cuestionable.

Se supone que debemos observar  sin más , observar a nuestros hijos, protegerlos, educarlos, si se caen a que se levanten por ellos mismos, si tiene un mal día en la escuela, que sepa cómo afrontarlo pero solo, que sí un día alguien le dice algo desagradable tiene que vivir esa tristeza saber identificar las emociones, en fin. Totalmente de acuerdo.

Pero como tengo dudas porque no sé si lo hago bien o mal, comparto contigo todo lo que se dice de las madres etiquetadas, y no tiene desperdicio, existen diferentes tipos de madres etiquetadas y puede que tanto tú como yo, estemos aquí etiquetadas a ver qué encontramos.

La Madre Helicóptero

Aquellas madres que sobrevuelan la cabeza de sus hijos como una sombra vigilando, aquí donde vivo les dicen madres mariposas,  sí  imagínate, una vez escuche a alguien decir: ” Y ahora que vivo solo, no quiero que hagas como una mariposa queriendo cotillear y saber todo lo que hago o dejo de hacer,” muy fuerte.

Las Madres o Padres Quitanieves

Son aquellos padres que en vez de preparar a los hijos para que se abran camino por ellos mismos, al contrario le dejan el camino limpio y asfaltado para que no se crucen con ningún obstáculo y así tener el camino fácil para cualquier cosa.

Las Madres/Padres Tigre

Aquellas que quieren que su hijo/a, sobresalga en una materia, un genio, en alguna asignatura en concreto como: música, matemáticas, natación, madres del tipo:  “Mi hijo es el mejor en… o mi hijo suma, resta, multiplica y divide con solo 5 años”.

Las Madres/Padres Guardaespaldas

Aquella madre que puede decir “por mi hija mato” es decir no toque usted a mi hijo o se las verá conmigo.

Los Padres Managers

Aquellos que siguen a sus hijos a todos los entrenos, que los elogian cual estrella tipo Messi, Cristiano Ronaldo, Rafa Nadal etc.

La Madre Bocadillo

Que persiguen al niño para que se acabe la fruta o el bocata que si no puede quedarse con hambre y morir de inanición.

Todo esto lo vi y escuche en la entrevista a Eva Millet  la cual publicaron en Facebook.

Eva Millet es periodista y  autora del ensayo: “hiperpaternidad” que entre otras cosas dice que los padres hemos pasado de no hacer caso a los hijos, a venerarlos en un altar. A raíz del nacimiento del primero de sus dos hijos, la periodista Eva Millet empezó a especializarse en temas de educación y crianza. Hace dos años puso en marcha el blog ‘www.educa2.info’.

Me quede pensando ¿y qué clase de madre etiquetada soy y como se supone que debo reaccionar ahora?

Pero antes me pregunto a mí misma, sin ser extremistas claro, todo en exceso no es bueno:

♥ Acaso no somos solo madres que queremos que nuestro hijo se alimente bien.

♥ Madres que queremos que nuestros hijos crezcan sanos y persigan sus sueños.

♥ Madres que quieren que sus hijos estudien y puedan tener un futuro mejor.

♥ Madres que dejaron un trabajo y una estabilidad económica para quedarse al cuidado de sus hijos.

 ♥ Madres que solo son mujeres que viven la maternidad como pueden.

Lo que dice Eva Millet y otros entendidos en el tema de crianza, es que los padres estamos  creando niños con baja autoestima.

Consejos que nos da  a las madres y padres para no ser madres/padres etiquetada/os:

 

♠ Dejar que el niño entienda sus emociones que las reconozca, que las sienta, porque son parte de la vida, no todo es el mundo de yupi.

♠ Si quiere algo y no es el momento decirle que por ahora no lo podrá tener pero a lo mejor más adelante sí.

♠ Tener tiempo para ellos y mucha paciencia.

♠ Darle tiempo para jugar, aburrirse, enfadarse, reír y llorar.

♠ También es cierto que conforma vayan creciendo se irán desligando de nosotros, pero la pregunta es ¿estamos los padres de hoy en día preparados para ello?

Otros consejos para evitar la hiper-paternidad en los casos de madres etiquetadas :

Hacer los deberes por ellos.

No dejarlos con los abuelos, controlar amistades (es cuestionable existen amistades que corrompen) ya que nos les ayuda en su desarrollo sino que causa el efecto contrario retrasa        su proceso sicológico y social.

Que se enfrenten a las dificultades por si solo y así se adapte a un entorno que cambia constantemente.

Dejar que respire, no estar controlándo o haciéndole preguntas sobre preocupaciones por su bienestar o salud.

⇒ Que aprenda a pensar por sí solo, asumir retos en el deporte por ejemplo haciéndoles saber que su opinión es importante y que siempre se tiene en cuenta.

⇒ Dejarle jugar con otros niños sin la presencia constante de mamá.

 No darle todo lo que pida, indicarle que todo requiere de un esfuerzo y sacrificio.

 Estar a su lado para apoyarlos, escucharlos pero no para solucionar los problemas y tareas.

⇒ Que sean autónomos para vestirse, bañarse, arreglar la cama todo de acuerdo a su edad.

Que establezca lazos efectivos con sus abuelos y tíos e independizarse un poco de los padres.

Cuesta mucho, la verdad, el mundo de ahora ya no es el que era antes, pero según dicen es necesario para que vayan creciendo emocionalmente, experimentando, valorando, reforzando su carácter, la autoestima, la empatía, no es tarea fácil, pero es que la vida no nos lo pone fácil ni a los padres ni a los hijos.

En fin, mucho para pensar y reflexionar.

Y tú qué piensas ¿crees ser una de las  madres etiquetadas o te sientes una madre juzgada?

Sigueme en Instagram y no te pierdas mis novedades

Ah!! Si te ha gustado compártelo :)

Foto: unsplash

 

Comments (16)

  • Me ha gustado mucho esta entrada
    Curiosamente no me identifico con ninguna de las etiquetas. Bueno o malo?

    Responder
  • Me ha gustado mucho tus post y la verdad es que no me veo en ninguna de esas etiquetas. Creo que tengo de todas en algún momento puntual… Quien no ha animado a su hijo en una grada hasta quedarse afónica o perseguido para que se comiera la merienda por el parque jajajaj

    Responder
    • Yo pienso igual pero a veces es que parece que lo hacemos mal todo el tiempo y no es así. Gracias por comentar.

      Responder
  • Jajaja no conocía todos los tipos!!
    Yo admito que al vivir en un pueblo de 200 habitantes, lo dejo bastante a su aire porque aquí se crian como me crié yo…pero es verdad que con el tema de que no se aleje o saber donde está si que soy muy cuidadoas porque me da pánico perderlo con todo lo que se ve en la tv.

    Responder
    • Yo igual, aunque vivamos en pueblo, le digo nada de alejarte mucho que nunca se sabe. Gracias por comentar.

      Responder
  • Yo creo que lo mejor es pasar de etiquetas. Si nos paramos a mirar seguro que tenemos trazos de cualquiera de los prototipos según el momento. Cada padre o madre lo hace lo mejor que puede, que nadie es perfecto también es cierto. Lo mejor intentar usar nuestro propio sentido común.

    Responder
    • Eso es, ya estamos con tantas cosas en la cabeza que nos tienen que poner etiquetas!. Hacemos lo mejor que podemos y sobretodo con mucho amor!

      Responder
  • Creo que todos tenemos un poco de cada una de ésas etiquetas en algún momento dado de nuestra vida… ¡Pero suenan tan mal!

    Responder
    • Suenan fatal, por ello me pareció hacer un post… es que somos madres pero ante todo humanas.

      Responder
  • Yo soy madre juzgada por todos y llega un punto donde ya me canso.
    Claro que quiero que mi hija sea feliz, pero pienso que tiene que aprender a vivir en sociedad y por ello intentamos enseñarle todo lo podemos.
    No queremos darle todo masticado y sin problemas. Debe aprender poco a poco. Somos de los que pensamos que debemos estar a su lado, pero ella da sus pasos y si se cae, las ayudaremos.

    Responder
    • Claro que sí, si se caen aprenden mejor y no se frustran porque se levantarán y volverán a comenzar. Gracias por comentar.

      Responder
  • A mi es que las etiquetas no me gustan. Ni en niños ni en madres. Yo creo que puedo encontrar rasgos mios en algunas o quiza no tanto jaja…prefiero seguir a mi aire

    Responder
    • Lo importante creo que es hacer lo mejor que podamos sin juicios . Gracias por comentar.

      Responder
  • La verdad es que aun no me siento identificada con ninguna de las etiquetas, pero por ejemplo si reconozco a mi madre en la madre quitanieves. Conmigo nunca tuvo que hacerlo porque desde pequeña me gustaba ser autosuficiente y segun ella siempre fui muy responsable, pero con mi hermano siempre estaba haciendole la tarea, llevandole al colegio trabajos que se le olvidaban…y ahora con 23 años lo sigue haciendo y él, aun siendo una buena persona, trata a mis padres como si ellos fueron los unicos que deben cumplir con el, nunca hace nada por si mismo ni aun siendo importante o necesario ni sabe arreglar un triste tramite el solo. Siempre me pareció mal esa sobreproteccion, quizas porque yo no la tuve, pero ahora intento no reproducir esos errores con mi hija. Es obvio que quiero que este alimentada, cuidada y que sea feliz y se sienta realizada, pero lo primero que deben aprender es que solo se obtienen frutos cuando se trabaja y se es responsable, y que todo acto tiene una consecuencia. Un gran post, me hizo pensar ❤️

    Responder
    • Gracias por comentar, todo trabajo duro trae recompensas, lo que hagas lo verán ellos y se enriquecerán.

      Responder

Deja un comentario