MATERNIDAD

Tomando un Descanso

Como siempre pasa, no siempre llegamos a todo, eso sí lo intentamos cada día. La naturaleza de las madres es poder con todo y más, así de simple. Aunque aveces sintamos que debido al trabajo pasamos menos tiempo con nuestros hijos, pero también dicen que no es el tiempo sino la calidad de tiempo. Supongo que se refieren a las sentimientos que compartimos los que le dan calidad a ese momento.

Los hijos se acordarán con alegría de tan pequeños momentos que  hacen grandes recuerdos.

MATERNIDAD

Reflexiones de Madre

Todas las mujeres pasan en su vida por épocas en las cuales son objeto de muchas exigencias, familia, trabajo, esposo, ex-esposo, hijos, hijas, hijastros, padres. Es importante, necesario incluso, tomar distancia y evaluar de nuevo las propias prioridades.

Porque sólo cuando alimentamos a nuestra alma podemos alimentar a otro y cuidar de él.

Mary  Michalia.

MATERNIDAD

Escaparé de esta casa

Era un domingo y tratábamos de hablar sobre temas que a veces entre semana no podemos, temas de la casa, organización, mi hijo de 4 años no paraba de gritar y correr detrás de su pelota como hace cada mañana,  tarde y  noche. Después de muchas llamadas de atención inútiles, mi marido decide que ya es suficiente y  le ordena que vaya a su habitación. Se fue llorando y con la cabeza gacha, luego escuche que entre sollozos decía: » voy a escapar de esta casa» en verdad se le oía muy enojado, al oírlo me sorprendí y lo tome un poco en broma.

la maternidad
MATERNIDAD

Cambiara tu vida

A mi amiga se le esta terminando el tiempo. Estábamos almorzando cuando menciono casualmente que ella y su esposo estaban pensando en formar una familia.
Lo que quiere decir es que su reloj biológico avanza y esta considerando la perspectiva de la maternidad.

MATERNIDAD

La Conciliación, mis hijos y yo

 

Cuando trabajaba  en una empresa pasaba muchas horas fuera de casa, solía marchar  a las 08.30 am y regresar sobre las 9:10 pm; a medio día a veces me quedaba a comer en alguna cafetería  o si podía regresaba a casa, comía,  arreglaba un poco el tiradero de la mañana y regresaba  a las cuatro. Era mi rutina de lunes a viernes, los sábados trabajaba de 10 a 2 pm, así hasta el siguiente lunes, era un trabajo que se adaptaba a nosotros.