Prueba de azúcar en el embarazo
Embarazo Maternidad

Prueba de Azúcar en el Embarazo, mi experiencia

La prueba de azúcar en el embarazo, fue una de las cosas que más me afectó durante el embarazo, aparte de la primera visita de la matrona o llevadora.

Con mi Titina, todo fue normal al comienzo, porque al entrar en el segundo trimestre, mi ginecóloga me indico que estaba subiendo de peso de una manera veloz.

Era cierto, me iba a trabajar, tanto en la mañana como por la tarde, regresaba cansada para cenar y dormir.

Al medio día siempre comía con prisas para a adelantar trabajo,  comía muy mal, lo de siempre un bocadillo, zumos con azúcar.

Al medio día si tenía hambre  me compraba un croissant, helados comía casi cada día.

Pensaba que al estar embarazada no  me sentiría mal porque la silueta igualmente se me ensancharía, ERROR 100%!

Al acudir con la cita a la ginecóloga, me peso y me dijo que de ninguna manera podía engordar más, que no era saludable.

Que ni siquiera piense que “las embarazadas pueden comer  por dos”. Esos dichos de antes que no me van nada.

Así que  me ordenó, alejar de mí, todo tipo de cocción que no fuese al vapor, al horno o a la plancha.

No es que tuviera indicios de diabetes en el embarazo,  pero era fundamental llevar una dieta saludable.

Porque es importante hacerte la prueba de azúcar en el Embarazo

Es muy importante debido al incremento de diabetes en el embarazo en los últimos años.

Esta prueba no es obligatoria pero si recomendada para evitar complicaciones en el embarazo y el parto.

Todo lo que te explico es mi experiencia personal, porque sé puede servirte de ayuda si no entiendes del porque la hacen.

Las embarazadas con más opciones a realizar es decir las candidatas a hacerse la prueba del azúcar en el embarazo son:

Que sean mayores de 25 años (actualmente la mayoría ¿verdad?)

Un índice de masa corporal mayor de 27/kg/m2

O que tengan antecedentes de familiares de primer grado ( mi caso)

Provenientes de américa, sudamérica, américa central etc. (mi caso)

Antecedentes de alteraciones obstétricas.

Si aún no tienes claro del porque debes hacerte la prueba  puedes leer para más información  este artículo.

⇒ Que evitar si  tienes azúcar elevada en el embarazo

Nada de  comer carne a la brasa como solíamos hacer los domingos, que mi marido es mucho de comer cordero a la brasa, patatas fritas, alioli etc, etc.

Nada de comer salsas, ni fritos, ni arrebozados, ni croquetas, nada, todo debía ser comida casera pero muy simple de cocción, es decir pescado al horno con verduras, pollo sin grasa, arroz hervido, pavo con puré de patatas, dando prioridad a las verduras y frutas de temporada.

Bajar el consumo de azúcares, nada de croissant de mantequilla que me encantaba disfrutar con mi café con leche, ni la pasta que solíamos comprar los domingos.

Aquí en el pueblo hay una pequeña pastelería y venden unos bizcochos de crema tipo brazo gitano que me encantaban, pues descartados quedaron. : (

Todo esto me ayudó y no engorde tanto como me pasó en mi segundo embarazo.

Me programaron la prueba de azúcar en el embarazo y aunque al probar ese líquido naranja a las 9 de la mañana casi me dan arcadas. :(((

Al final pase la prueba y me fui a casa tranquila.

En el Segundo embarazo, ya había recobrado mi silueta de antes de estar embarazada y me sentía muy bien.

Pero el embarazo de mi Terri, que fue en agosto,  fue totalmente diferente, bien dicen que cada embarazo es único.

Recuerdo que en setiembre, se acercaba la fiesta de cumpleaños de mi Titina, cumplía 3 años, le hicimos la fiesta, comimos pastel, bocatas, cup cakes y más cosas.

Después comenzamos a festejar la castañada,  en octubre hacíamos panellets ( unos dulces típicos de Catalunya hechos con almendra) que nos salían buenísimos.

Pero  me sentía pesada, ya comenzaba a notarse el vientre de embarazada y eso que solo tenía unas 10 semanas de embarazo.

Recuerdo que otra vez comía mal, y lo peor, se me antojaba dulces, al cabo de unas semanas me toco hacerme la prueba de azúcar en el embarazo.

Pero esta vez al no haber seguido a raja tabla los consejos de la ginecóloga había engordado casi 16 kilos y estaba de casi de 6 meses.

Como fue mi prueba de Azúcar en mi segundo embarazo

Hacia la semana 24 de embarazo, me hicieron la prueba y los resultados indicaron que tenía azúcar alta, no diabetes pero el índice de azúcar en sangre era elevado.

Tuve que repetir la prueba al cabo de una semanas,  es la prueba conocida como “la curva de la glucosa”.

Madre mía, como me costó hacérmela, tomar  otra vez, aquel líquido naranja súper,  hiper,  mega dulce, que me dejó con nauseas durante las 3 horas, que tuve que esperar a ver el resultado.

Felizmente el resultado fue bueno y no tenía riesgo de diabetes gestacional, desde ese momento sí que comencé a vigilar la dieta.

Aunque engorde casi 18 kilos y es que también mi Terri peso casi 4 kilos.

Recomendaciones para evitar tener azúcar alta en el embarazo

Por lo tanto, te recomiendo que  sí estás embaraza vigiles tu dieta y te decantes por la comida más saludable que puedas.

A raíz de estas pruebas me comencé a interesar por la comida sana, más verduras, legumbres, frutas frescas y trate de reducir azúcares, y carbohidratos.

También me alerto mucho porque tengo una hermana mayor que es diabética desde los quince años.

Comencé a pensar que, tal vez mi madre al estar embarazada esto hace 45 años atrás, podría haber desarrollado diabetes en el embarazo.

En Perú  en aquel entonces,  no se realizaban tantos controles como actualmente se hacen.

Siempre me quedo la duda, de que mi hermana la hubiera heredado de mi madre estando embarazada, aunque dicen que es una probabilidad entre otras.

Entonces, sí estas embarazada y quieres saber más sobre la prueba de azúcar en el embarazo tienes  información en este enlace!

Y a tí ¿Cómo te fue con la prueba de azúcar en el embarazo? ¿salió positiva?

¡Un abrazo!

Sigueme en Instagram y no te pierdas mis novedades!
Ah!! no te olvides! si crees que puede  ayudar  o interesar a  otra persona,  Compártelo! :)

Deja un comentario